Las Tetas de mi Secretaria – Azur Lane

Las-Tetas-de-mi-Secretaria-01.jpg
Las-Tetas-de-mi-Secretaria-02.jpg
Las-Tetas-de-mi-Secretaria-03.jpg
Las-Tetas-de-mi-Secretaria-04.jpg
Las-Tetas-de-mi-Secretaria-05.jpg
Las-Tetas-de-mi-Secretaria-06.jpg
Las-Tetas-de-mi-Secretaria-07.jpg
Las-Tetas-de-mi-Secretaria-08.jpg
Las-Tetas-de-mi-Secretaria-09.jpg
Las-Tetas-de-mi-Secretaria-10.jpg
Las-Tetas-de-mi-Secretaria-11.jpg
Las-Tetas-de-mi-Secretaria-12.jpg
Las-Tetas-de-mi-Secretaria-13.jpg
Las-Tetas-de-mi-Secretaria-14.jpg
Las-Tetas-de-mi-Secretaria-15.jpg

 

Honolulu es la secretaria de nuestro protagonista, aunque es muy hermosa, siempre tiene cara de triste y enojada. Para cambiar un poco las cosas, el comandante le invita a tomar unos tragos y cambiar su humor.

Lo que él no sabe, es que cometió un gran error, ya que no cambia su humor, sino sólo se emborracha. Cuando él quiere brindar, Honolulu quita de sus manos la botella de sake, y como resultado, moja todas sus prendas con la bebida.

El comandante le sugiere que se bañe en la habitación de Kansen, pero ella tiene otra idea, que se bañen juntos. Él no puede creer lo que está haciendo, en un principio sólo quería relacionarse mejor con su secretaria y ahora está bañándola.

Ella al sentir la esponja rozar su cuerpo, comienza a hacer ruidos que le parecen incómodos a su comandante. Sin embargo, sigue teniendo su cara seria, mientras le exige que limpie mejor su cuerpo uno de sus senos es descubierto.

Tomando la mano de su comandante, Honolulu la lleva hacia su pecho ordenándole que los limpie muy bien. Inevitablemente esto le ocasiona una erección a su jefe, ella lo nota y saca su pene, ya que también quiere lavarlo a él.

Golpeando el pene contra sus senos y usando ambas manos, le cuesta limpiarlo, pero siente como palpita. Para hacer un mejor trabajo coloca jabón en sus senos y coloca el gran miembro entre ellos.

Masturbándolo de esa manera por un buen rato, el comandante se corre y ensucia de nuevo sus pechos. Honolulu parece no darle más importancia, ya que está centrando su atención en el pene de su jefe, el cual monta rápidamente.

Controlada por el alcohol, Honolulu cabalga el miembro del comandante mientras le obliga a chupar sus pezones. Este, está bastante excitado, y llegando al clímax, eyacula en su interior.

Categorias
Suscribir
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments