• The Cummoner 8

    TheCummoner01.jpg
    TheCummoner02.jpg
    TheCummoner03.jpg
    TheCummoner04.jpg
    TheCummoner05.jpg
    TheCummoner06.jpg
    TheCummoner07.jpg
    TheCummoner08.jpg
    TheCummoner09.jpg
    TheCummoner10.jpg
    TheCummoner11.jpg
    TheCummoner12.jpg
    TheCummoner13.jpg
    TheCummoner14.jpg
    TheCummoner15.jpg
    TheCummoner16.jpg
    TheCummoner17.jpg
    TheCummoner18.jpg
    TheCummoner19.jpg
    TheCummoner20.jpg
    TheCummoner21.jpg
    TheCummoner22.jpg
    TheCummoner23.jpg
    TheCummoner24.jpg
    TheCummoner25.jpg
    TheCummoner26.jpg
    TheCummoner27.jpg
    TheCummoner28.jpg
    TheCummoner29.jpg

    Mientras Vilga no está, Tuck aprovecha que está solo para hacer algo, así que se pone a leer algunos libros de magia para calmar su aburrimiento. Aunque, resulta que la extraña hada lo está espiando, pero esta es sorprendida por su amiga Aldona.

    La misteriosa hada se sorprende por ver a su amiga y esta le pregunta sobre Tuck, y aunque no quiere decirle nada logra persuadirla. Dándole un beso en la boca, Aldona se adentra en la casa pasa ver mejor al demonio.

    Este, siente una presencia en su hogar en entra a la defensiva, pero justo a tiempo Aldona lo ve fijamente y lo hipnotiza. La otra hada baja para ver qué sucede y su amiga está elogiando y tocando al pequeño demonio.

    Sin embargo, la hipnosis tuvo otro resultado despertando una actitud diferente en Tuck. El demonio toma a Aldona por la cabeza y comienza a meter su pene en su boca de forma brutal.

    Cuando su amiga la intenta ayudar, este la arrincona contra la pared y la desnuda, pero Aldona lo retiene. El hada atrapada demuestra su naturaleza sumisa y le dice que lo libere, Tuck aprovecha la oportunidad para chupar sus pezones.

    Luego de lanzarla al piso comienza a lamer su vagina y su amiga en busca de diversión se acuesta en la cara de ella. El demonio se prepara y mete su pene en su vagina y esto la estremece de placer.

    Al mismo tiempo que penetra al hada, Tuck besa a Aldona y esta nota un afrodisiaco en su saliva, pero ya es muy tarde.

    Esa noche penetra el ano de ambas hadas hasta llenarlos de semen al igual que sus otros orificios, y siguen de esta manera durante mucho tiempo. Las hadas se encuentran muy cansadas y él parece insaciable.

    Al borde, la chica se acuerda de la señal que Tuck le dio, así que mirándolo fijamente le dice que su nombre es Nissa, acto seguido él cae rendido.

    Categorias
    Etiquetas
    Suscribir
    Notificarme de
    guest
    2 Comentarios
    Más Votado
    Más nuevo Más antiguo
    Inline Feedbacks
    View all comments
    donpepe

    es bueno

    Edgar

    Ola me gustaria que me enviaran su pagina official