Adventures of Alynna Slatefire 2

Adventures-of-Alynna-Slatefire-01.jpg
Adventures-of-Alynna-Slatefire-02.jpg
Adventures-of-Alynna-Slatefire-03.jpg
Adventures-of-Alynna-Slatefire-04.jpg
Adventures-of-Alynna-Slatefire-05.jpg
Adventures-of-Alynna-Slatefire-06.jpg
Adventures-of-Alynna-Slatefire-07.jpg
Adventures-of-Alynna-Slatefire-08.jpg
Adventures-of-Alynna-Slatefire-09.jpg
Adventures-of-Alynna-Slatefire-10.jpg
Adventures-of-Alynna-Slatefire-11.jpg
Adventures-of-Alynna-Slatefire-12.jpg
Adventures-of-Alynna-Slatefire-13.jpg
Adventures-of-Alynna-Slatefire-14.jpg
Adventures-of-Alynna-Slatefire-15.jpg
Adventures-of-Alynna-Slatefire-16.jpg

 

Alynna se entera de la existencia de un vampiro mayor en la ciudad de Kethguard, como necesita de su sangre para poder liberar a su hermana, decide buscarlo. La mejor manera que se le ocurre es convertirse en el anzuelo ella misma.

Para esto, tendrá que vestirse ropa diminuta, por suerte sus investigaciones arrojan que a este vampiro le gustan las rubias. Aunque no se sentía muy cómoda por atraer la atención, el plan funciona, logrando sentir la presencia de este vampiro.

El vampiro se presenta y hace su movida, preguntándole si necesita algún tipo de ayuda. Alynna le contesta que está perdida, y que necesita direcciones, aquel hombre le indica que lo siga y la llevará al lugar al que desea llegar.

Ellos llegan a un cementerio, y por detrás es tomada por este vampiro, quien le pregunta el por qué lo estaba siguiendo. Desde un principio, esta criatura sabía que estaba siendo espiada por varios días, y quiere saber la verdad.

Como Alynna no quiere responder, él probará su sangre y de esa manera encontrará las respuestas que necesita. Clavando sus afilados colmillos en su cuello, ella grita, pero al poco tiempo puede llegar a sentir el placer.

Nuestra protagonista termina desmayándose, cuando se despierta, se encuentra atada, por más que forcejee no tiene escapatoria. Ahora aquel hombre ya sabe la verdad, y le ofrece su sangre por un precio, que se someta a él.

De inmediato Alynna se niega, pero él sabe muy bien lo mucho que disfruta ser dominada, al igual que él disfruta dominar a las mujeres. Lo que no sabía, es que tendrían sexo en ese mismo lugar, con la posibilidad de ser descubiertos.

Alynna no quiere hacerlo de esta manera, pero con una sola mordida afrodisíaca, toda su mente se nubla del placer.

Categorias
Suscribir
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments