Bubbleline – One Night with Vampire Queen

One Night With Vampire Queen 01

One Night With Vampire Queen 02

One Night With Vampire Queen 03

One Night With Vampire Queen 04

One Night With Vampire Queen 05

One Night With Vampire Queen 06

One Night With Vampire Queen 07

One Night With Vampire Queen 08

One Night With Vampire Queen 09

One Night With Vampire Queen 10

One Night With Vampire Queen 11

One Night With Vampire Queen 12

One Night With Vampire Queen 13

One Night With Vampire Queen 14

One Night With Vampire Queen 15

One Night With Vampire Queen 16

One Night With Vampire Queen 17

Marceline está preparando todo para tener una divertida noche con la Dulce Princesa, el timbre suena y muy contenta abre para recibirla. Sin embargo, al abrir, puede notar como la princesa tiene una gran cantidad de libros en su mano, es que tiene deberes que hacer.

La noche no está transcurriendo como lo tenía pensado Marceline, ya que Bonnibel está trabajando. Pero la reina vampiro cambiará las cosas, lanzándose a ella y tratando de desvestirla.

Sin dejarla hablar comienza a besarla, ella no aceptará un “no” como respuesta, y la Dulce Princesa lo sabe. Rápidamente las chicas se van a la habitación de Marceline para estar más cómodas en su cama.

Con los senos de Bonnibel expuestos, la chica vampiro los chupa con muchas ganas, su amante le pide que no la muerda, para no drenarla. Tomando más confianza, la tímida princesa le comenta a Marceline que no se ha estado desvistiendo.

Y cuando ella empieza a quitar su ropa, al ver lo hermoso que es su cuerpo se lanza a ella para besarla y quedar arriba. Bonnibel despoja de sus prendas a Marceline, y casi estando desnudas por completo se juntan para un cálido beso.

Los dedos de la vampiresa llegan a la vagina de Bonnibel y empieza a masturbarla, ahora es ella quien tiene el control. Sus dedos quedan empapados, ya que está muy mojada, ahora es su momento de disfrutar del cuerpo que ha deseado por años.

Llena de entusiasmo llega a su vagina a la cual lame con bastantes ganas, logrando que su amante se corra y expulse muchos chorros. Ya es suficiente de los juegos previos, Marceline quita sus tangas y le avisa que es la hora de hacerla suya.

Las chicas juntan sus sexos para frotarlos el uno contra el otro, dándose el mismo placer, los rápidos movimientos de cadera de Marceline llevan al éxtasis a Bonnibel. Luego de unos minutos, las chicas quedan abrazadas en cama, ahora la princesa está más determinada a trabajar.

Suscribir
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments