• Campus Police 1 – BlackNWhite

    Campus-Police-01.jpg
    Campus-Police-02.jpg
    Campus-Police-03.jpg
    Campus-Police-04.jpg
    Campus-Police-05.jpg
    Campus-Police-06.jpg
    Campus-Police-07.jpg
    Campus-Police-08.jpg
    Campus-Police-09.jpg
    Campus-Police-10.jpg
    Campus-Police-11.jpg
    Campus-Police-12.jpg
    Campus-Police-13.jpg
    Campus-Police-14.jpg
    Campus-Police-15.jpg
    Campus-Police-16.jpg
    Campus-Police-17.jpg
    Campus-Police-18.jpg
    Campus-Police-19.jpg
    Campus-Police-20.jpg
    Campus-Police-21.jpg
    Campus-Police-22.jpg
    Campus-Police-23.jpg
    Campus-Police-24.jpg
    Campus-Police-25.jpg
    Campus-Police-26.jpg
    Campus-Police-27.jpg
    Campus-Police-28.jpg
    Campus-Police-29.jpg
    Campus-Police-30.jpg
    Campus-Police-31.jpg
    Campus-Police-32.jpg
    Campus-Police-33.jpg
    Campus-Police-34.jpg
    Campus-Police-35.jpg
    Campus-Police-36.jpg

     

    Un par de amigas está en su dormitorio disfrutando de un porro de marihuana sin ningún tipo de preocupación. Sin embargo, por los pasillos, están dos vigilantes del campus, quienes pueden sentir el otro de esta sustancia ilegal.

    Como la puerta no está cerrada, entran de sorpresa y las atrapan con las manos en la masa. Ellas recibirán el castigo de la posesión de drogas, el cual es la expulsión de la universidad, cosa que alarma a las chicas.

    Uno de los oficiales les pide que se vistan para antes de ser esposadas y llevadas a la cárcel, estas palabras alarman a las chicas. Una de ellas le pregunta a uno de los oficiales si existe alguna manera para que puedan escapar del castigo.

    El hombre quiere saber a qué se refiere, y la rubia baja su sostén para mostrarle sus hermosos senos. Barry, su compañero, intenta calmar a Lester para que pueda pensar como una persona correcta.

    La chica le indica a su amiga que haga lo mismo que ella, así que la pelirroja también les muestra sus senos. Lester está ansioso por hacer la negociación con las chicas, pero Barry piensa que es un error.

    No obstante, al mirar los pechos de la pelirroja, se lanza a esos perfectos melones para probarlos. Ya es hora de comenzar la fiesta, y la pelirroja se agacha para desabrochar el pantalón de Barry, y poder confirmar si el mito de los hombres negros es verdad.

    Mientras tanto, Lester tiene otros planes, y es el de probar el tesoro que la chica rubia tiene entre sus piernas. Ella queda bastante sorprendida al sentir el placer que un hombre puede ofrecerle con tan sólo su lengua.

    La pelirroja logra confirmar que mito, al poder ver el enorme pene que tiene el oficial Larry.

    Categorias
    Suscribir
    Notificarme de
    guest
    0 Comentarios
    Inline Feedbacks
    View all comments