• Heikou Uchuu no Mad Scientist

    Heikou-Uchuu-no-Mad-Scientist-01.jpg
    Heikou-Uchuu-no-Mad-Scientist-02.jpg
    Heikou-Uchuu-no-Mad-Scientist-03.jpg
    Heikou-Uchuu-no-Mad-Scientist-04.jpg
    Heikou-Uchuu-no-Mad-Scientist-05.jpg
    Heikou-Uchuu-no-Mad-Scientist-06.jpg
    Heikou-Uchuu-no-Mad-Scientist-07.jpg
    Heikou-Uchuu-no-Mad-Scientist-08.jpg
    Heikou-Uchuu-no-Mad-Scientist-09.jpg
    Heikou-Uchuu-no-Mad-Scientist-10.jpg
    Heikou-Uchuu-no-Mad-Scientist-11.jpg
    Heikou-Uchuu-no-Mad-Scientist-12.jpg
    Heikou-Uchuu-no-Mad-Scientist-13.jpg
    Heikou-Uchuu-no-Mad-Scientist-14.jpg
    Heikou-Uchuu-no-Mad-Scientist-15.jpg
    Heikou-Uchuu-no-Mad-Scientist-16.jpg
    Heikou-Uchuu-no-Mad-Scientist-17.jpg
    Heikou-Uchuu-no-Mad-Scientist-18.jpg
    Heikou-Uchuu-no-Mad-Scientist-19.jpg
    Heikou-Uchuu-no-Mad-Scientist-20.jpg
    Heikou-Uchuu-no-Mad-Scientist-21.jpg
    Heikou-Uchuu-no-Mad-Scientist-22.jpg
    Heikou-Uchuu-no-Mad-Scientist-23.jpg

     

    Kurisu se está despertando de un profundo sueño y escucha unos gemidos, se trata de Okabe, quien penetra a Suzuha. Ella no entiende lo que está sucediendo, pero él estaba esperando ansiosamente su despertar.

    Parece que enloqueció, y ahora su objetivo es el de crear una distopia privada, en ese instante Suzuha la corrige. Ahora no debe referirse a él como Okabe, sino más bien como Kyouma, aquel que establecerá una distopia en el laboratorio.

    Ella fue enviada desde el futuro, con órdenes de Kyouma para hacer todo esto realidad, todas en el laboratorio han sufrido un lavado de cerebro. La única que no lo ha experimentado es Kurisu, pero no por mucho tiempo.

    Al escuchar esto, Kurisu no puede creer que esto está en verdad sucediendo, así que Suzuha abre una puerta para demostrárselo. Ante ella, está Hashida con Faris, él la está penetrando con mucha rudeza.

    Con sus palabras, el chico dice que nunca había pensado que podría estar haciéndolo con ella, pero ahora le pertenece. Faris con bastante alegría acepta ser su esclava y servirle sexualmente cada vez que él quiera satisfacerse.

    Esto no es lo único que logra presenciar, puesto a que también mira cómo Yugo embiste salvajemente a Moeka. A pesar de que está teniendo sexo, ella no deja de utilizar su celular y enviar mensajes.

    Molestando a Yugo, este hace movimientos mucho más bruscos para que pueda distraerse y correrse en ella y su celular.

    Kurisu de verdad no entiende cómo esto es posible, Suzuha le explica que en el futuro esto no es nada difícil. Sólo es necesario inyectar una especie de droga en el cuerpo de la persona para tener un control sobre ella.

    La hermosa pelirroja le dice lo monstruo que es, pero antes de poder lavar su cerebro, aparece Mayuri.

    Contenidos relacionados

    Categorias
    Suscribir
    Notificarme de
    guest
    0 Comentarios
    Inline Feedbacks
    View all comments