• La Madurita de al Lado 1

    Madurita-de-al-Lado-01.jpg
    Madurita-de-al-Lado-02.jpg
    Madurita-de-al-Lado-03.jpg
    Madurita-de-al-Lado-04.jpg
    Madurita-de-al-Lado-05.jpg
    Madurita-de-al-Lado-06.jpg
    Madurita-de-al-Lado-07.jpg
    Madurita-de-al-Lado-08.jpg
    Madurita-de-al-Lado-09.jpg
    Madurita-de-al-Lado-10.jpg
    Madurita-de-al-Lado-11.jpg
    Madurita-de-al-Lado-12.jpg
    Madurita-de-al-Lado-13.jpg
    Madurita-de-al-Lado-14.jpg
    Madurita-de-al-Lado-15.jpg
    Madurita-de-al-Lado-16.jpg
    Madurita-de-al-Lado-17.jpg
    Madurita-de-al-Lado-18.jpg
    Madurita-de-al-Lado-19.jpg
    Madurita-de-al-Lado-20.jpg

     

    Taku es un estudiante que desde hace ya bastante tiempo, ha estado enamorado de Natsumi, su vecina. Ella es una mujer muy bella y de buenos sentimientos, que lo saludaba todos los días cuando este se iba al colegio.

    No obstante, la hermosa sonrisa de la mujer desaparecerá cuando su esposo muere repentinamente, dejándose de ver por bastante tiempo. Un día mientras Taku salía hacia el colegio, se la encuentra.

    Él ha pensado en todas las cosas que dicen sobre, ella, que está vendiendo su cuerpo por dinero, pero al ver su sonrisa esto se le olvida. Taku puede notar que está un poco pálida, pero para Natsumi solo se trata de cansancio.

    Dicho esto, se desmaya y cae en los brazos del chico, quien la auxilia lo más rápido posible y la lleva a la cama. Logrando ver a semejante mujer, malos pensamientos pasan por su mente y comete algo imperdonable.

    Primero verificando que no está consciente, comienza a tocar sus piernas para luego besarlas, subiendo las cosas de nivel levanta su camiseta. Taku no debería de hacer esto, pero la vista del cuerpo de Natsumi lo vuelve loco.

    El chico prueba sus pezones y baja hasta su vagina, ella por otro lado empieza a sentir todo lo que le ocurre a su cuerpo. Sin prestar atención de que está despertando a Natsumi, se detiene al poder escuchar su voz.

    De inmediato intenta pedirle perdón, pero ella entiende muy bien que a esa edad lo único que puede pensar es en sexo. Siguiendo lo que él comenzó, toca su entrepierna y libera su pene, emocionándose con lo que ve.

    Al masturbarlo, libera mucho líquido pre seminal, pero como se trata de él, recibirá mucho más que eso, teniendo como recompensa un servicio especial gratuito, siendo ciertos los rumores sobre ella.

    Categorias
    Etiquetas
    Suscribir
    Notificarme de
    guest
    0 Comentarios
    Inline Feedbacks
    View all comments