• Natsu Chichi After

    Natsu-Chichi-After-01.jpg
    Natsu-Chichi-After-02.jpg
    Natsu-Chichi-After-03.jpg
    Natsu-Chichi-After-04.jpg
    Natsu-Chichi-After-05.jpg
    Natsu-Chichi-After-06.jpg
    Natsu-Chichi-After-07.jpg
    Natsu-Chichi-After-08.jpg
    Natsu-Chichi-After-09.jpg
    Natsu-Chichi-After-10.jpg
    Natsu-Chichi-After-11.jpg
    Natsu-Chichi-After-12.jpg
    Natsu-Chichi-After-13.jpg
    Natsu-Chichi-After-14.jpg
    Natsu-Chichi-After-15.jpg
    Natsu-Chichi-After-16.jpg
    Natsu-Chichi-After-17.jpg
    Natsu-Chichi-After-18.jpg
    Natsu-Chichi-After-19.jpg
    Natsu-Chichi-After-20.jpg
    Natsu-Chichi-After-21.jpg
    Natsu-Chichi-After-22.jpg
    Natsu-Chichi-After-23.jpg
    Natsu-Chichi-After-24.jpg

    Desde que los aldeanos descubrieron los hábitos de Maina de follarse a los viejos de la aldea, estos decidieron castigarla. Los aldeanos se aprovechaban de Maina y le chupaban los pezones a más no poder como forma de purificarla. También hacían que ella los ordeñara a ellos, que chupara sus enormes pollas y se tragara toda la leche. 

    Un ejemplo de un día en la vida de Maina es cuando los aldeanos la veían y se empezaban a aprovechar de ella. La bañaban en el “líquido purificador” que en realidad era sake barato que habían comprado en una tienda. Empiezan a chuparle las tetas encima de su lindo y tierno uniforme de sacerdotisa y con el sabor del sake la empiezan a purificar. Los viejos pervertidos también se la follan y la dejan tirada en el piso, son unos asquerosos con la pobre Maina. Ese día se la follaron por cinco horas y después la dejaron tirada en el piso llena de semen y sake. 

    El embarazo

    Tantas eran las folladas que le metían a la pobre chica que un día quedo embarazada. Su madre se enteró y se la vendió al alcalde por un poco de dinero. El alcalde era un viejo pervertido que lo único que hacía era purificarla. Esto significaba que la utilizaba como juguete sexual y hacía lo que quería con ella. Le chupaba los pezones hasta dejarlos secos y se la follaba, también la obligaba a que le practicara sexo oral hasta dejarlo seco. Al estar embarazada, su vagina se puso más apretada lo que lo excitaba mucho cuando tenían sexo. El alcalde eyaculaba tanto semen con la única excusa de que tenía que darle leche a su futuro bebé. La pobre chica tuvo que continuar su vida así, aunque en secreto le gustaba toda esta vida y las penetraciones constantes.

    Contenidos relacionados

    Categorias
    Suscribir
    Notificarme de
    guest
    1 Comentario
    Más Votado
    Más nuevo Más antiguo
    Inline Feedbacks
    View all comments
    Oscar

    Padricimo comic ?