Sister Wulfia Focka 3 – Sirkowski

Sister-Wulfia-Focka-3-Sirkowski-01.jpg
Sister-Wulfia-Focka-3-Sirkowski-02.jpg
Sister-Wulfia-Focka-3-Sirkowski-03.jpg
Sister-Wulfia-Focka-3-Sirkowski-04.jpg
Sister-Wulfia-Focka-3-Sirkowski-05.jpg
Sister-Wulfia-Focka-3-Sirkowski-06.jpg
Sister-Wulfia-Focka-3-Sirkowski-07.jpg
Sister-Wulfia-Focka-3-Sirkowski-08.jpg
Sister-Wulfia-Focka-3-Sirkowski-09.jpg
Sister-Wulfia-Focka-3-Sirkowski-10.jpg
Sister-Wulfia-Focka-3-Sirkowski-11.jpg
Sister-Wulfia-Focka-3-Sirkowski-12.jpg
Sister-Wulfia-Focka-3-Sirkowski-13.jpg
Sister-Wulfia-Focka-3-Sirkowski-14.jpg
Sister-Wulfia-Focka-3-Sirkowski-15.jpg
Sister-Wulfia-Focka-3-Sirkowski-16.jpg

 

La hermana Focka está regresando al reino cuando es atacada por alguien misterioso, logrando que su transporte escape. Quien hizo esto fue la sacerdotisa pagana, que ahora está en su forma demoníaca.

Las chicas tienen una pelea por sus diferencias y mientras forcejean tocan el cuerpo de la otra de forma sensual. Como resultado de su enfrentamiento, la sacerdotisa se golpea y queda inconsciente.

Viendo esto la hermana usará la oportunidad para escapar de ella, pero al notar que unos lobos se le acercan decide ayudarla. Llega la noche y la chica demonio se despierta, viendo a la monja al lado de ella con una fogata.

Ella ahora está desnuda, porque los lobos se llevaron su pequeño conjunto, aquí la hermana Focka rompe parte de su atuendo para que ella lo use. Las dos de hospedan en un hotel, comiendo gracias a la caridad conseguida por la hermana.

El demonio hace chistes doble sentido sobre eso, cosa que alarma bastante a la monja quien le explica que el sexo es sólo para las personas casadas. La sacerdotisa se ríe de lo que escucha, ya que sabe de los encuentros de ella con aquel ángel.

Para la hermana Focka es diferente, ya que se trata de un enviado de Dios, ella parece extrañar su gran miembro. Aunque puede conseguir sexo de cualquier hombre, la monja es bastante tímida, así que la sacerdotisa hará un trato con ella.

Si la ayuda a regresar a su forma humana le dará lo que desee, mostrándole su vagina. Mirando su clítoris erecto, Focka comienza a lamer su vagina sin pensarlo dos veces, y el demonio ya excitado le dará comienzo a la diversión.

Su clítoris ahora está más grande, ya que en esa forma puede hacer muchas cosas con él, incluso, llega a tomar el tamaño de un pene.

Categorias
Etiquetas
Suscribir
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments