• Sueños Humedos – Palcomix

    Wet-Dreams-01.jpg
    Wet-Dreams-02.jpg
    Wet-Dreams-03.jpg
    Wet-Dreams-04.jpg
    Wet-Dreams-05.jpg
    Wet-Dreams-06.jpg
    Wet-Dreams-07.jpg
    Wet-Dreams-08.jpg
    Wet-Dreams-09.jpg
    Wet-Dreams-10.jpg
    Wet-Dreams-11.jpg
    Wet-Dreams-12.jpg
    Wet-Dreams-13.jpg
    Wet-Dreams-14.jpg
    Wet-Dreams-15.jpg
    Wet-Dreams-16.jpg
    Wet-Dreams-17.jpg
    Wet-Dreams-18.jpg
    Wet-Dreams-19.jpg
    Wet-Dreams-20.jpg
    Wet-Dreams-21.jpg
    Wet-Dreams-22.jpg
    Wet-Dreams-23.jpg
    Wet-Dreams-24.jpg
    Wet-Dreams-25.jpg
    Wet-Dreams-26.jpg
    Wet-Dreams-27.jpg
    Wet-Dreams-28.jpg
    Wet-Dreams-29.jpg

     

    Satoshi y sus amigos tienen una fogata, ellos están comiendo para luego dormirse y despertar temprano, ya que tendrán un día lleno de entrenamientos. Él quiere entrenar para su próximo combate en el siguiente gimnasio.

    Una vez acomodados, le da las buenas noches a Takeshi e Hikari y se va a dormir, pero a lo lejos, alguien lo está viendo. Es Kasumi, ella se conmueve por saber que él todavía tiene modales con los demás.

    Su pequeño Pokémon que tiene en los brazos, lo coloca en el suelo y le pide que se duerma tranquilamente. Ella no quiere que su Pokémon más joven vea lo que está a punto de hacer.

    Al mirarlos más de cerca, no puede evitar recordar sus aventuras con los chicos cuando viajaba con ellos. Mirando a Hikari, le parece muy linda, pero no cree que pueda querer a Satoshi de la forma en que ella lo quiere.

    Takeshi fue un gran compañero, quien le enseñó muchas cosas y deleitó con sus deliciosos patillos.

    Por último, está Satoshi, la razón por la cual se encuentra allí, su mejor amigo y el amor de su vida. Ella ha rechazado otras oportunidades con la ilusión de perder su virginidad con él.

    Ya que su saco está sin abrochar, le resulta más fácil cometer su fechoría, bajando sus pantalones saca su pene. Kasumi recuerda que no entendía nada sobre el sexo, ahora que tiene más habilidad, puede aumentar el tamaño de su miembro con caricias.

    De tan sólo tocarlo su coño se está incendiando, una vez listo, comienza a lamerlo. En un principio no lo hacía muy bien, pero ahora sabe lo necesario para hacer disfrutar en el sexo oral.

    Mientras lo tiene en su boca, no puede evitar revivir todas sus fantasías en las que está con él.

    Valoración

    Puntuación media 4.6 / 5. Votos: 64

    Suscribir
    Notificarme de
    guest
    5 Comentarios
    Más Votado
    Más nuevo Más antiguo
    Inline Feedbacks
    View all comments
    io quien mas

    Lo mas sad q e visto ;v

    el porno

    Hoy soñare cositas humedas. ;3

    Él pro

    Yo te ayudo

    ola ke ace

    otra otra otra

    A su puta madre

    WTF SALIO 16 OCT Y DISE QUE ES DE 17OCT