Tales of Laquadia – An Old Friend

Tales of Laquadia An Old Friend 01
Tales of Laquadia An Old Friend 02
Tales of Laquadia An Old Friend 03
Tales of Laquadia An Old Friend 04
Tales of Laquadia An Old Friend 05
Tales of Laquadia An Old Friend 06
Tales of Laquadia An Old Friend 07
Tales of Laquadia An Old Friend 08
Tales of Laquadia An Old Friend 09
Tales of Laquadia An Old Friend 10
Tales of Laquadia An Old Friend 11
Tales of Laquadia An Old Friend 12

 

Laquadia observa como el rey Lizard ha ordenado a sus hombres a tratar de manera hostil al imperio de Beldorian. Pero según él, esto es culpa de ella gracias a que nunca respetó el acuerdo que tenían.

Estando ahora capturada y desnuda, una extraña mujer se presenta y se alegra de conocerla, esta es Osira. Laquadia no reconoce quien es y se refiere a ella como una simple esclava sexual del rey Lizard.

Osira ríe por su temperamento, pero en realidad sólo está ahí para llevarle un viejo amigo con el que se reencontrará. La gran sombre que cada vez se acerca más es de nada más que Vhazar, alguien que una vez ella creyó muerto.

Al verla, inmediatamente la toma por el cuello, pero Osira le recuerda que no debe de matarla. El minotauro le recuerda que fue gracias a ella y su traición que su especie está completamente extinta.

Lanzándola al suelo, le hace saber que es hora de su castigo, ella intenta hacerle entender que todo era un malentendido. Laquadia intenta convencerlo de no hacerle nada, a cambio de cualquier cosa que pida, pero él sólo quiere venganza.

Recordándole que aún es su esposa, se abre camino en su interior penetrándola con su gran miembro. El Voltara la embiste con tal fuerza que su pene llega hasta el estómago de la sacerdotisa, él sigue de esta forma hasta eyacular mucho dentro de ella.

Con su vagina expulsando todo el semen le pregunta si ya es suficiente, pero Osira mientras lame los restos del pene de Vhazar ríe. Su especie se caracteriza por tener mucha resistencia sexual, dándole a entender que le falta mucho por terminar.

El minotauro regresa por más, pero esta vez irá por su ano, con la ayuda de Osira la penetra profundamente. Esta ahora los acompaña besando a Laquadia y compartiendo con ella el semen del Voltara.

Habiendo tenido su venganza, Osira y Vhazar dejan a Laquadia tirada en el piso mientras las demás criaturas la usan para su placer.

Categorias
Suscribir
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments