• Wolf Tales – Mr.E Comics

    La Caperucita Roja es un cuento al cual estuvimos acostumbrados a escuchar de niños, pero en este caso tomará un cambio bastante drástico. Y es que en este caso nuestra caperucita no es más que una gatita que estará a punto de vivir una experiencia inolvidable.

    En su comienzo vemos como la inocente caperucita visita a su abuela, quien en realidad es una loba disfrazada de ella. Notando cada vez las diferencias de esta loba por su abuela, la depredadora se lanza a devorar su presa.
    Fue aquí cuando se lleva una gran sorpresa, y es que en realidad nuestra caperucita es un chico. Debido a que la loba no lo cree, la presa toma la decisión de mostrar un gran pene que sorprende a la loba.

    Pensando en salvar a su abuela, el protagonista toma las piernas de la loba y empieza a lamer su vagina. Todo esto en busca de su abuela la cual cree que fue devorada. La loba extasiada pide que pare cuando nuestro felino protagonista decide probar otro de sus orificios.

    Introduce su pene en la boca de la loba y esta comienza a disfrutarlo, dejándose llevar por el placer que está recibiendo. Nuestro gato eyacula adentro de la boca de aquella depredadora para enterarse que su abuela no fue devorada.

    No obstante, decide darle su lección a la feroz loba penetrándola fuertemente. Esta, da a notar que cada vez disfruta más de ser penetrada por la forma en que mira a nuestro protagonista. Tomando la iniciativa, se coloca encima del gato para cabalgarlo y ofrecerse el placer de penetrarse ella misma.

    Pasan un buen rato en esta posición mientras el felino disfruta de los senos de la loba. Hasta que decide colocarla en cuatro patas y propinarle fuertes embestidas hasta eyacular sobre sus nalgas y llenarlas de su semen.

    Valoración

    Puntuación media 4.9 / 5. Votos: 61

    Categorias
    Suscribir
    Notificarme de
    guest
    2 Comentarios
    Más Votado
    Más nuevo Más antiguo
    Inline Feedbacks
    View all comments
    Diosito

    Concuerdo con el desconocido

    guan el piroka

    me encanta sed furro