Joou no Gohoubi – Ginhaha

Joou-no-Gohoubi-Ginhaha-01.jpg
Joou-no-Gohoubi-Ginhaha-02.jpg
Joou-no-Gohoubi-Ginhaha-03.jpg
Joou-no-Gohoubi-Ginhaha-04.jpg
Joou-no-Gohoubi-Ginhaha-05.jpg
Joou-no-Gohoubi-Ginhaha-06.jpg
Joou-no-Gohoubi-Ginhaha-07.jpg
Joou-no-Gohoubi-Ginhaha-08.jpg
Joou-no-Gohoubi-Ginhaha-09.jpg
Joou-no-Gohoubi-Ginhaha-10.jpg
Joou-no-Gohoubi-Ginhaha-11.jpg
Joou-no-Gohoubi-Ginhaha-12.jpg
Joou-no-Gohoubi-Ginhaha-13.jpg
Joou-no-Gohoubi-Ginhaha-14.jpg
Joou-no-Gohoubi-Ginhaha-15.jpg
Joou-no-Gohoubi-Ginhaha-16.jpg
Joou-no-Gohoubi-Ginhaha-17.jpg
Joou-no-Gohoubi-Ginhaha-18.jpg
Joou-no-Gohoubi-Ginhaha-19.jpg
Joou-no-Gohoubi-Ginhaha-20.jpg

La Recompensa de la Reina.

Un caballero es llamado a la habitación de la reina. Este, pensando que su majestad tenía una orden directa para el le hace la pregunta: “Su majestad, ¿cuál es su orden?”. Para sorpresa del caballero, no había ninguna petición, lo único que había era una recompensa por su garra y valentía en el campo de batalla. El Caballero asombrado, menciona lo halagado que se siente, esperando que su recompensa sea en oro o materiales.

Juego Previo

Después de una breve pausa, la Reina empieza a desnudarse y a dar a conocer su increíble figura digna de una Diosa de la mitología griega. El caballero sin palabras, no le queda otra opción que estimular y satisfacer a su monarca.

El Caballero comienza introduciendo sus dedos en la vagina de la Reina, la cual ya estaba húmeda desde antes. Después de dedearla por un rato, le practica sexo oral de manera descuidada, mojando toda la zona con los líquidos de la vagina de la reina y con su saliva. Después, la Reina le dice al Caballero que se desvista, que continuarán en la cama.

Una vez ambos en la cama, la Reina comienza a restregarle su vagina por todo el cuerpo mientras le susurra cosas cachondas al caballero. Después de una larga y candente sesión de besos mientras sus cuerpos se rozaban, la Reina bajo hasta el enorme y venoso pene del caballero y empezó a practicarle un sexo oral de ensueño, tan bueno que el caballero no aguantó y se corrió de manera potente en la boca de la Reina, la cual no aguanto y abrió la boca, causando que todo el semen se esparciera por todas sus enormes tetas.

Penetración

Para continuar con la maravillosa recompensa del caballero, la Reina solicita que utilice las energías restantes en la penetración. La pose aplicada por ambos fue demasiado excitante y causo una corrida muy grande por parte del caballero, el cual acabó dentro de la Reina.

Una vez terminó con este caballero, su mayordomo retiró al caballero y le ordenó al siguiente la entrada. Todo para repetir el mismo proceso sexual con otro miembro de las fuerzas armadas.

Categorias
Suscribir
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments