Mother’s Responsibility – Aarokira

Mothers-Responsibility-Aarokira-01.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-02.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-03.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-04.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-05.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-06.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-07.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-08.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-09.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-10.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-11.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-12.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-13.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-14.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-15.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-16.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-17.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-18.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-19.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-20.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-21.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-22.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-23.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-24.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-25.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-26.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-27.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-28.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-29.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-30.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-31.jpg
Mothers-Responsibility-Aarokira-32.jpg

 

Esta historia comienza con una madre que está empezando a padecer síntomas extraños, propios de una mujer envejeciendo. Ella tiene una vida bastante común y corriente, pero ahora en repetidas ocasiones tiende a excitarse bastante.

Para controlar sus deseos tiene que masturbarse con sus juguetes sexuales hasta saciar sus ganas de sexo. Desde hace bastante, su esposo no la atiende en la intimidad así que tiene que hacerlo ella misma, aunque no es igual.

Un día que parecía común y corriente, se dirige al cuarto de su hijo para limpiar el desastre de este. Mientras acomoda todo, mira que tiene una revista pornográfica, aunque se sorprende al principio se calma ya que está creciendo.

Sin embargo, su mirada se dirige a su ropa interior, la cual parece tener una mancha de semen. Con mucha intriga, huele los residuos de fluido de su hijo, hacía bastante que no percibía aquel olor.

Ella intenta calmarse, pero sus ansias de estar cerca de alguna corrida la invaden así que sigue inhalando el lascivo aroma de su hijo. Rápidamente se encontraba masturbándose e incluso lamiendo la mancha de semen.

No obstante, la excitación le hizo olvidar que su hijo regresaría temprano a casa, y que la encontraría de esta manera. Ese fue el comienza de la historia de los dos, casi de inmediato el chico está penetrando a su propia madre.

Lucas, la embestía fuertemente, llegando a lo más profundo de ella y utilizándola como más le parecía. Gracias a esa experiencia, ella se convirtió en la mujerzuela de su hijo, quien experimentaba todo el tiempo con su cuerpo.

Poco a poco las cosas se volvían más alocadas para los dos, ya que Lucas quería hacerlo en todo momento y lugar. E incluso, hacerlo cuando su esposo se encontraba en casa, aunque esto la preocupaba bastante, el placer era mucho mayor.

Categorias
Etiquetas
Suscribir
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments