• Seduzcamos a la Tia! – Freehand

    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-01.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-02.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-03.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-04.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-05.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-06.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-07.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-08.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-09.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-10.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-11.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-12.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-13.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-14.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-15.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-16.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-17.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-18.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-19.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-20.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-21.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-22.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-23.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-24.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-25.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-26.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-27.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-28.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-29.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-30.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-31.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-32.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-33.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-34.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-35.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-36.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-37.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-38.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-39.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-40.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-41.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-42.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-43.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-44.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-45.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-46.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-47.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-48.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-49.jpg
    Seduzcamos-a-la-Tia-Freehand-50.jpg

     

    Shigeo recibe en su casa a su intimidante tía Toshie, ella fue a visitar a su hermana luego de un largo viaje, pero ninguno de sus padres está. Al recibir la respuesta se molesta bastante porque tiene que pasar el día con su inútil sobrino.

    Para él es muy difícil convivir con su tía ya que tiene un carácter fuerte, esta, le ordena que le busque una cerveza, aunque sea muy temprano. Luego de varias cervezas y de una plática sobre su futuro, la mujer se quita una de sus prendas.

    En esa oportunidad Shigeo mira sus pechos, ella lo nota y se lo hace saber, el chico le dice que le sorprende lo bien que se ven. Sabiendo esto le propone que los toque, pero al instante se ríe ya que no creería que le gustaría tocar a una mujer mayor.

    Para su sorpresa Shigeo le dice que no le parece nada vieja, y que le encantaría sentirlos, halagada y sonrojada Toshie le permite hacerlo. Con su mano puede darse cuenta de que los pechos de Toshie son muy suaves, además de grandes y pesados.

    Ella nunca imaginaría que el viaje resultaría en dejar que su sobrino la toque, pero en realidad, Shigeo quiere hacer mucho más que eso. El chico le propone quitar sus prendas y tocar directamente sus senos.

    La mujer se niega en un principio, pero la excitación comienza a recorrer todo su cuerpo y accede a su petición. Cuando Toshie quita su camisa muestra su sexy sostén, y bastante caliente Shigeo intenta quitar sus otras prendas.

    Ahora el chico está tocando todo el cuerpo de su tía, quien se quiere vestir, pero él no la dejará, de hecho, intenta besarla. Los labios de su sobrino la atrapan y se entrega a él para tener un momento de pasión para ellos dos solos.

    Contenidos relacionados

    Categorias
    Etiquetas
    Suscribir
    Notificarme de
    guest
    1 Comentario
    Más Votado
    Más nuevo Más antiguo
    Inline Feedbacks
    View all comments
    Luis

    Me vine demaciado solo de pensar en una de mis tías