The Fall of Irelia 2

The Fall Of Irelia 2 Hentai 01

The Fall Of Irelia 2 Hentai 02

The Fall Of Irelia 2 Hentai 03

The Fall Of Irelia 2 Hentai 04

The Fall Of Irelia 2 Hentai 05

The Fall Of Irelia 2 Hentai 06

The Fall Of Irelia 2 Hentai 07

The Fall Of Irelia 2 Hentai 08

The Fall Of Irelia 2 Hentai 09

The Fall Of Irelia 2 Hentai 10

The Fall Of Irelia 2 Hentai 11

The Fall Of Irelia 2 Hentai 12

The Fall Of Irelia 2 Hentai 13

The Fall Of Irelia 2 Hentai 14

The Fall Of Irelia 2 Hentai 15

The Fall Of Irelia 2 Hentai 16

The Fall Of Irelia 2 Hentai 17

The Fall Of Irelia 2 Hentai 18

The Fall Of Irelia 2 Hentai 19

The Fall Of Irelia 2 Hentai 20

The Fall Of Irelia 2 Hentai 21

The Fall Of Irelia 2 Hentai 22

The Fall Of Irelia 2 Hentai 23

The Fall Of Irelia 2 Hentai 24

 

Han pasado dos semanas desde que Irelia es utilizada como una simple esclava sexual, uno de los noxianos en especial, es quien la hace sufrir más. Con cada embestida que le propina su mente se queda en blanco.

Sin poder controlarlo, su rostro hace expresiones lascivas, ella intenta esconderlas, pero él tiene el control de su cuerpo. Penetrándola por detrás, aquel hombre admira su trasero, cada vez que la nalguea, su vagina se aprieta más.

Explorando sus debilidades y explotándolas, poco a poco la va convirtiendo en su propia perra. Al ritmo en el cual este hombre penetra a Irelia, provocará que se corra, ella sólo quiere ser salvada.

Viendo que está a punto de llegar al clímax, decide ayudarla, llevando sus dedos hacia su clítoris para rozarlo. Con un grito Irelia expulsa una gran cantidad de fluidos de su vagina, dejando la cama completamente mojada.

Puesto a que ha sido usada por los noxianos todo el día, le pregunta el por qué no se entrega a Noxus por completo. Quizás hayan roto su cuerpo, pero no lo harán con su espíritu, al menos eso cree Irelia.

Luego de ese día, algo extraño comienza a suceder, y es que nadie ha ido hacia su celda para tener sexo con ella. Su cuerpo empieza a sentirse muy raro, y su vagina la cual está marcada, necesita placer.

Sin embargo, Irelia aguanta las ganas de masturbarse, puesto a que esto sería una victoria para aquellos que la aprisionaron. Luego de tres días, la puerta de su celda es abierta, ella de manera inconsciente lanza una sonrisa para ver de quien se trata.

Es aquel hombre que ha explotadp sus debilidades todo este tiempo, él sabe que Irelaia está contenta de verlo. Ella le dice que la viole de una vez, para terminar con su sufrimiento, lo que no sabe es que él no tendrá sexo con ella, ya que negociaron su libertad.

Suscribir
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments