CL-orz 33 – Kantai Collection

CL-orz-33-Kantai-Collection-01.jpg
CL-orz-33-Kantai-Collection-02.jpg
CL-orz-33-Kantai-Collection-03.jpg
CL-orz-33-Kantai-Collection-04.jpg
CL-orz-33-Kantai-Collection-05.jpg
CL-orz-33-Kantai-Collection-06.jpg
CL-orz-33-Kantai-Collection-07.jpg
CL-orz-33-Kantai-Collection-08.jpg
CL-orz-33-Kantai-Collection-09.jpg
CL-orz-33-Kantai-Collection-10.jpg
CL-orz-33-Kantai-Collection-11.jpg
CL-orz-33-Kantai-Collection-12.jpg
CL-orz-33-Kantai-Collection-13.jpg
CL-orz-33-Kantai-Collection-14.jpg
CL-orz-33-Kantai-Collection-15.jpg
CL-orz-33-Kantai-Collection-16.jpg
CL-orz-33-Kantai-Collection-17.jpg

 

Nagato ha regresado de una batalla bastante difícil, ella hace su reporte en la oficina del almirante quien la estaba esperando. Él está bastante molesto, ya que fue enviada a una batalla y ha regresado casi destruida por completo.

Él no quiere oír ningún tipo de excusa de una nave que pertenece a las grandes siete, quedando sin más opción que castigarla. Este tipo de castigo no es el que se llegó a imaginar, puesto a que el almirante está lamiendo sus axilas.

Al parecer él busca enseñarle un poco de timidez y vergüenza haciendo eso, él le ordena que aleje su mano de sus pechos para chuparlos. Sus senos están bastante tensos, estas palabras hacen que Nagato tenga muchas ganas de golpearlo.

Ella hace sonidos que le parecen bastante tiernos, esto es porque ya su cuerpo está reaccionando a la excitación. Tocando su trasero, está claro que el almirante explorará con su lengua otros lugares.

Lamiendo su vagina, le hace saber que está bastante mojada, Nagato cree que se debe a que estaba en el agua. Ella quiere que se detenga y deje en paz su sexo, pero la verdad es que su cuerpo es mucho más débil.

Sin aguantarse más logra correrse, esto se suponía que sería su castigo, pero en realidad Nagato lo disfruta por su cuenta. Sentándose en una silla, el almirante saca su pene y le indica que tiene que sentarse encima de él.

Antes de que ponga su miembro dentro de ella, tiene que abrir su vagina delante de él para que pueda verla bien. Humillada, el pene de su jefe va insertándose lentamente, pero el hombre lleno de impaciencia la penetra de golpe.

Entre risas, le hace saber lo bien que se siente su vagina, la cual agarra firmemente su pene sin soltarlo.

Categorias
Etiquetas
Suscribir
Notificarme de
guest
2 Comentarios
Más Votado
Más nuevo Más antiguo
Inline Feedbacks
View all comments
Moon

Lo que rico hooo

Rosed

Q rico..